¿Quieres acceder a un subsidio de tu caja de compensación?

¿Quieres acceder a un subsidio de tu caja de compensación?

El subsidio familiar de vivienda es uno de los más solicitados por los colombianos a las cajas de compensación familiar, pero ¿cómo acceder a uno de estos beneficios?

Los colombianos que acceden a este subsidio de vivienda lo pueden hacer en tres casos: construcción en sitio propio, mejoramiento de vivienda propia y compra de vivienda nueva.

“Los ingresos de la persona o del grupo familiar no deben superar los 4 salarios mínimos mensuales legales vigentes, (SMMLV), es decir. $3.511.212. Dependiendo de los ingresos, los subsidios pueden estar entre $17.556.060 y 26.334.090”.

El trámite para la solicitud del subsidio debe realizarse directamente ante la caja de compensación familiar y se deben cumplir los siguientes requisitos:

– Estar al día en los aportes realizados a su caja de compensación familiar, y cumplir con el tiempo mínimo de afiliación que cada una determina para la entrega de este subsidio.

– No ser propietario de inmuebles.

– No haber recibido un subsidio de vivienda con anterioridad.

– Contar con el 10% del valor de la vivienda.

Para la modalidad de construcción en sitio propio, el monto del Subsidio Familiar de Vivienda será de hasta 18 Salarios mínimos y para mejoramiento de vivienda será de hasta 11,5 Salarios mínimos.

Tomado de: Conexión Capital.

¿No te alcanza para la cuota inicial de tu vivienda? Aquí te ayudamos

Tomado de: Noticias.canalrcn.com

El Gobierno Nacional está incentivando la compra de vivienda nueva a través de varios programas de subsidios que buscan impulsar la economía.

La única fórmula veraz para obtener la cuota inicial de un crédito para vivienda es el ahorro, sin embargo, hay mecanismos que pueden aligerar la carga. Adicionalmente, quienes ganen menos de cuatro salarios mínimos pueden acudir a algunos auxilios del gobierno.

El Gobierno Nacional está incentivando la compra de vivienda nueva a través de varios programas de subsidios que buscan impulsar la economía, entre esos programas están Mi Casa Ya, Semillero de Propietarios y el Subsidio No Vis.

Lo cierto es que, aunque estos programas incentiven la compra de vivienda nueva, para estrenar casa propia usted debe contar con la cuota inicial, ésta representa el 30 % del valor de la vivienda si es por crédito, o un 20 % si es por leasing habitacional.

Para las personas que ganan menos cuatro salarios mínimos, es decir, 3.500.000 mil pesos, existe la opción del programa del Gobierno ‘Mi Casa Ya’, que otorga un subsidio muy importante para la cuota inicial, también puede acudir a los apoyos de las cajas de compensación familiar.

En el caso de Mi Casa ya, la persona recibe hasta 26 millones de pesos si gana hasta dos salarios mínimos, es decir, si tiene ingresos hasta de $1.755.000; para quienes ganan entre dos salarios mínimos y cuatro salarios mínimos, $1.755.000 a $3.511.000, reciben un apoyo para pagar la cuota inicial de 17,5 millones de pesos.

Los expertos aconsejan a quienes no aplican a la opción de las cajas de compensación y de los programas del Gobierno, a buscar mecanismos de ahorro y aconsejan destinar un 20 % de los ingresos a este fin.

“Normalmente el 70 % del crédito de la vivienda lo presta el sistema financiero a 15 o 20 años, pero aún queda el 30% de la cuota inicial, de tal manera que ahorrar una porción del ingreso siempre es muy importante. Cuando aportamos a cesantías, a fondos de pensiones voluntarios o cuentas AFC nos ayuda a cumplir el objetivo”.

Cesantías para vivienda 

Las cesantías pueden retirarse parcialmente para la compra de vivienda, construir en lote o incluso para remodelación.

Asofondos reveló que, en lo corrido del año, los trabajadores han usado $5,5 billones de sus fondos de cesantías privados, de los cuales $1,5 billones se retiraron para compra de vivienda.

Cuentas AFC

Las cuentas de ahorro para el fomento de la construcción, AFC, son otra opción para ahorra y adquirir vivienda propia ya que no hacen parte de la base de retención en la fuente y están exentas sobre la renta y complementarios. Puede abrirla en cualquier entidad financiera, la empresa descuenta el valor de su salario y lo deposita directamente a esa cuenta.

Lidis Ribón Aislant – NoticiasRCN.com

¿En cuánto queda el tope para viviendas VIS en el 2020?

El salario mínimo en Colombia quedó en $877.803 para este año. Este aumento significa un incremento en el valor de los subsidios de Mi Casa Ya, y también en el tope de salario devengado para acceder a este beneficio y el tope de precio de la vivienda de interés social.

Acá te contamos cómo quedaron las cuentas:

¿En cuánto queda el tope para viviendas VIS en el 2020?

El tope VIS quedó en $118.503.405. El valor se calcula multiplicando el valor del salario mínimo establecido para el 2020 por 135. Las viviendas que superen este valor y que sean escrituradas en el 2020, no se consideran VIS y por lo tanto no tienen derecho a subsidio.

¿Cuánto es lo máximo que puede devengar una persona para ser beneficiado por el subsidio de Mi Casa Ya?

Para resultar beneficiada, una persona no puede ganar más de $3.511.212. El tope para resultar beneficiado es de 4 salarios mínimos. Sin embargo, hay un diferencial en el monto del subsidio entre aquellos que ganan hasta 2 SMMLV y aquellos que ganan de 2 a 4 SMMLV.

Si gano hasta 2 salarios mínimos ¿Cuál es el subsidio al que puedo acceder?

Para personas que ganan hasta $1.775.606 (2 SMMLV), el valor del subsidio de Mi Casa Ya es de $26.334.090.

Si gano entre 2 y 3 salarios mínimos ¿cuál es el subsidio al que puedo acceder?

Quienes ganen más de 2 y hasta 4 SMMLV, es decir entre $1.775.608 y $3.511.212, pueden acceder a un subsidio por valor de $17.556.060

¿Cuánto debo ganar para acceder a los subsidios concurrentes?

Tienen derecho a subsidio concurrente quienes ganen hasta 2 SMMLV, es decir $1.775.606. Te recordamos que los subsidios concurrentes son la combinación entre el subsidio de las Cajas de Compensación y Mi Casa Ya. Para acceder, el beneficiario primero debe resultar favorecido con el de las Cajas de Compensación para luego postularse al de Mi Casa Ya.